Inicio | Mapa web | Contactar | Blog estética dental | Llámanos al 902 201 555

 

Estética Dental

 
 

Tratamientos de Ortodoncia

Ortodoncia Invisible Ortodoncia Invisible Ortodoncia Invisible
>> Estética Dental >> Ortodoncia Invisible >> Tipos de ortodoncias

Como ocurre en muchos casos de odontología estética, más que comparar sus resultados con otras posibilidades, es conveniente diferenciar la tipología del propio tratamiento. Por tanto, en este apartado estableceremos los contrastes entre los diversos tipos de ortodoncia existentes, para destacar los beneficios de la ortodoncia invisible a la hora de corregir una malposición dental:

Ortodoncia fija:

Es la más conocida hoy en día; quizá, porque es la más usada. El aparato usado en este caso está compuesto de alambres y brackets. Estos últimos pueden ser metálicos o de cerámica, también conocidos estos últimos como "brackets estéticos" al ser del mismo color que el diente. Estos aparatos fijos cuentan con una gran potencia para modificar la posición de las piezas dentales de forma individual, algo que no son capaces de hacer el resto de aparatos; e incluso, pueden variar el tamaño del maxilar superior y de la mandíbula. Para ello, en ocasiones, es necesaria la extracción de algún diente.

Ortodoncia removible

Son aparatos de acrílico que se sujetan en los molares a través de unos ganchitos metálicos. Su uso mínimo ha de ser toda la noche y de 4 a 6 horas al día; no obstante, cuanto más tiempo se lleven puestos, menos durará el tratamiento. No sirven para personas adultas.

Ortodoncia invisible:

Como se ha visto anteriormente, ésta técnica de estética dental consiste en el uso de una serie de férulas transparentes que se corresponden con los diferentes movimientos que tienen que llevar a cabo los dientes del paciente para llegar a conseguir la sonrisa deseada. La dentadura se adapta a la férula en un plazo de dos semanas aproximadamente, por lo que el tratamiento será más largo cuanto mayor sea el número de movimientos necesarios.

El odontólogo fabrica un molde de la boca del paciente y lo manda a laboratorio, donde se estudia y se introducen los datos correspondientes en un ordenador, que será el que, virtualmente, marque los movimientos hasta lograr la situación ideal de cada pieza. Por su parte, la férula se crea mediante un láser. Ya se ha mencionado que es una técnica recomendable no sólo por su aspecto estético sino por su contribución a la mejora de una buena higiene dental.

Ortodoncia lingual:

Esta técnica es totalmente invisible, pero en algunos pacientes puede resultar algo incómoda, ya que funciona de forma análoga a la ortodoncia fija tradicional pero los brackets se colocan en la parte posterior de los dientes. De este modo, conseguimos idénticos resultados que con la ortodoncia convencional sin que dicho tratamiento sea visible a los ojos del resto. Si hubiera que citar algún inconveniente sería que la adaptación a este tipo de aparatos suele durar una semana, así como las molestias que puede provocar a la hora de comer o hablar, o las pequeñas irritaciones que pueden surgir en la lengua durante el primer mes de tratamiento.