Inicio | Mapa web | Contactar | Blog estética dental | Llámanos al 902 201 555

 

Estética Dental

 
 

Ortodoncia Invisible Paso a Paso

Ortodoncia Invisible Ortodoncia Invisible Ortodoncia Invisible
>> Estética Dental >> Ortodoncia Invisible >> Técnicas de ortodoncia

La técnica utilizada en tratamientos de ortodoncia invisible no difiere demasiado respecto a la utilizada en ortodoncia convencional.

La primera visita al odontólogo servirá para que éste estudie el caso del paciente. Para ello, se hacen las fotografías, pruebas y moldes de la boca que el dentista crea convenientes para un mejor seguimiento del caso. Tras esto, el molde se envía al laboratorio en que se fabrican las férulas transparentes con las que se realizará el tratamiento. El laboratorio hace una simulación de los movimientos dentales que serán necesarios para corregir la malposición dental del paciente con ayuda de un sistema informático. Una vez está hecha dicha simulación, se fabrican las férulas que irán consiguiendo de forma consecutiva que los dientes del paciente se muevan conforme se ha simulado en el laboratorio.

A veces, el paciente tiene problemas de malposición de dientes porque no posee el espacio suficiente para que se dé la alineación correcta. En esto casos, antes de proceder a la colocación de férula alguna, habrá que extraer algunas piezas (normalmente molares) para conseguir el espacio necesario.

El siguiente paso será el primero de lo que se conoce como "tratamiento activo" y no es más que la colocación de las férulas transparentes. Las férulas se van cambiando periódicamente con el fin de asegurar que los dientes se mueven en la dirección correcta diseñada por el especialista y el laboratorio de ortodoncia invisible que se encargan del caso. Cada férula corresponde a una fase del movimiento; por tanto, una vez superada dicha fase se sustituye la férula por la siguiente, y así hasta completar la corrección de la malposición dental del paciente.

Una vez que todos las piezas están en su lugar pueden desarrollar con éxito la función que les corresponde. El ortodonciasta puede finalmente - si lo considera oportuno - facilitar al paciente unas fundas transparentes que deberá usar cuando el especialista se lo indique con el fin de que la dentadura no vuelva a moverse. Como ocurre en todo tratamiento odontológico (estético o no), es recomendable realizar visitas periódicas de mantenimiento.